Icnitas de Dinosaurio
de la Península Ibérica

Presentación de Icnitas de Dinosaurio 

Icnitas de Dinosaurio de la Península Ibérica (IDPI) es una candidatura hispano portuguesa para que once yacimientos de huellas de dinosaurios formen parte del Patrimonio Mundial de UNESCO. Por lo tanto, el IDPI es un Bien Transfronterizo, porque está situado en el territorio de dos Estados Partes que comparten frontera (España y Portugal).

Además, el IDPI es un Bien en serie que incluye partes constitutivas relacionadas por su pertenencia a la misma provincia biogeográfica, en el que la serie en conjunto, y no necesariamente sus partes aisladas, posee un valor universal excepcional.

Los yacimientos IDPI están situados en varias comunidades autónomas españolas y distritos portugueses: Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja y Principado de Asturias en España y Santarém y Setúbal en Portugal. Todas ellas se caracterizan por su amplia riqueza paleontológica en general y de un modo muy significativo por los yacimientos de icnitas de dinosaurios. Once de estos yacimientos tienen especial significancia científica: Pedreira do Galinha, Vale de Meios y Pedra da Mua en Portugal; Tereñes, Fuentesalvo, Costalomo, Las Cerradicas, El Peladillo, Los Cayos, Tambuc y Fumanya en España.

En su conjunto, los once yacimientos de la candidatura IDPI representan la extraordinaria y diversa riqueza del registro paleoicnológico de dinosaurios en la Península Ibérica (alrededor de 230 yacimientos y más de 22.000 huellas), mostrando un valor universal excepcional ya que:

  • Representan la sucesión faunística de estos vertebrados durante los últimos 100 millones de años del Mesozoico, siendo de especial relevancia a nivel mundial por servir como una enorme ventana para descifrar al cambio de faunas de dinosaurios producido entre el Jurásico y el Cretácico, además de quedar reflejados los múltiples modos de vida y ambientes en los que vivieron los dinosaurios.
  • Además, se ve reforzado por la abundante presencia de restos directos (huesos y dientes) y de otros restos indirectos de vertebrados de edades correlacionables con las propias huellas y cuyo análisis es consistente con la tipología general de las icnitas como en ningún otro lugar del mundo.
  • La amplia diversidad icnológica de la Península Ibérica y su relación con los restos directos existentes en ella permiten reconstruir la evolución de los dinosaurios desde el Jurásico Medio hasta el Cretácico Superior, así como establecer hipótesis sobre su dispersión y formas de vida en un área muy restringida, delimitada por una única placa tectónica, la “Placa Ibérica”, que desde la fragmentación del supercontinente Pangea actuó como isla o como puente intercomunicador de las diferentes faunas existentes en las grandes masas continentales circundantes.


 

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva Titulares RSS disponibles

© Ministerio de Cultura